Se busca superdotado para seducir a mi esposa

Mi objetivo ¡! Era enviciarla, llevarla a mi terreno. Que su mente se fuera alimentando lentamente de imágenes y escenarios lascivos, previamente programados. Para que ella misma fuera mordiendo la carnada. Que su cuerpo poco a poco sintiera y asimilara los impulsos emitidos desde su cerebro, de lo que su vista atrapara.

Quería moldearla para mi vicioso plan. Y para ello había contratado, después de elegir entre muchos postulantes, el perfecto, para seducir a mi esposa Diana, Un cuerpo de apóstol moreno, de origen trinitario, Sus piernas parecían dos columnas de coliseo, sus partes nobles, eran exageradamente protuberantes, no podían pasar desapercibidas bajo ninguna mirada . Fue, mi primer requisito en el aviso que puse en Internet: “Busco hombre súper dotado, preferiblemente de raza negra para seducir a mi esposa”

El estaba ya claro, en lo que respecta a sus funciones en la casa. Todo ya estaba hablado y planificado. Para ello ya le tenía dispuesto su uniforme de trabajo. Solamente un short de likra blanco. La idea era hacer resaltar su principal atributo. Su bulto tenía que notarse lo mas vulgar posible. Sus movimientos tendrían que ser camuflados y dirigidos a ella, enfocados y encuadrados a un único objetivo.

Su trabajo era enmascaradamente, el mantenimiento de la piscina. Y para ello previamente le había dado instrucciones, conjuntamente con un juego de llaves de la casa. Mis órdenes fueron rígidas y la puntualidad y las reglas deberían cumplirse como el contrato lo decía.

Me levanté muy temprano, supervisando la llegada de nuestro empleado. Ya estaba él ahí, al borde de la alberca, aspirando el fondo de ésta, Su uniforme le quedaba perfecto. Su pene estaba perfectamente acomodado de la forma que habíamos acordado, de manera que se dibujara y trasluciera, ( sobre todo, cuando se mojara ) , su grueso tallo y su gran vergota.

Al estar todo en orden, Mi siguiente paso era despertarla y participarle la nueva adquisición. En seguida me dijo. Que bueno, hacia mucha falta querido ¡ y cuando empieza ? Ya, le repetí .Como? Que ya está en su puesto de trabajo , insistí ..

Como un resorte se paró para mirar por la ventana. La seguí y me puse detrás de mi ESPOSA pegando mi bulto sobre la fina seda que cubría su desnudez. Que te parece ? . Tragó saliva y tartamuduó- bii-iieen. Es corpulento enfaticé. Que te parece su uniforme ? . Tardó más que la primera vez en responder. También pude adivinar, en cuál parte de su cuerpo tenía enfocada su mirada. Me pegué más sobre su culo. Repitiéndole la pregunta al oído suavemente, Y ? querida, no me has respondido . Que te parece el uniforme que elegí para que desarrollara mas cómodo su trabajo. Ah siiiii-ii, me parece perfecto.

La respuesta era la esperada, sus pechos hablaban por su silencio en los siguientes segundos, Subían y bajaban acompasadamente a medida que mis dedos rozaban los ya erectos pezones sobre su babe-doll . Estaba como imnotizada, siguiendo los movimientos premeditados del moreno. El estaba advertido, tenía que buscar provocarla, cuando se asomara a la ventana sin hacerla despertar sospecha alguna.

Le presioné mi pene erecto entre las nalgas. Le pellizqué suavemente los pezones y le dije. Bueno querida te dejo … voy a ducharme , tengo que ir a trabajar . DIANA volteó, me dio mi beso en la boca, la cuál note su aliento caliente y entrecortado. Cerró la cortina y se volvió a acostar sin mediar palabra.

La primera fase había salido perfecta. Adiós, mi amor nos vemos a las 2 pm . Salí como de costumbre en el automóvil. Llegué al estacionamiento de la oficina y lo parkée. Tomé un taxí de vuelta a casa para ejecutar la segunda parte del plan.

Entré por la puerta de servicio, por atrás de la piscina. Por ser una pareja sin hijos, siempre hemos tenido privacidad. DIANA siempre andaba por la casa con ropa muy ligera. Busqué mi estratégico lugar de observación. Con el ángulo perfecto de 180 grados. No tardó en aparecer. Bella, fresca y reluciente.. Con el cabello suelto, Y aquel traje de baño blanco que se puso aquel día que me atrapó en sus redes. Claro está que fue obviamente por mi dinero,

Su cuerpo blanco y exquisito invitaba a seducirla. Su minúsculo bikini, dejaba muy poco para la imaginación. En sus manos traía lo que ella usa cuando se asolea) bloqueador solar, bronceadores y esas cosas. Todo estaba servido sobre la mesa. Se acercó caminando sensualmente hacia SMITT (así se llama el negro) . Le extendió delicadamente su mano presentándose cordialmente. Su mirada automáticamente se clavó en su descarado bulto.

Un cosquilleo me estremeció el bajo vientre. DIANA, mi sofisticada ESPOSA sacaba a relucir su otra cara escondida. Dejaba su glamour camuflado en nuestra habitación. Por favor! Tendrías la amabilidad!! Extendiéndole el bronceador. . Por supuesto mi señora, con el mayor placer.

Se acostó de espalda sobre la silla extensible ., dejando su escultural culo expuesto . Soltó el tirante de su sostén, y lo invitó con un gesto a que la cubriera su cuerpo con el lubricante. El negro empezó por sus pies subiendo lentamente por las pantorrilas hasta sus muslos. Yo saqué mi pene para masturbarme, mientras veía que el pensaba en seguir subiendo por sus muslos. Al estar indeciso miro hacia donde yo estaba esperando como una especie de autorización. Al no encontrarla, se volteo al oír la voz de DIANA. sigue SMITTTTT .. no te paresssss .

Sus manos grandes y negras hacían un contraste hermoso con la piel de mi ESPOSA.

Cuando sus dedos llegaron a la intersección. DIANA entreabrió levemente sus piernas ofreciéndose para que el metiera sus manos entre su vagina. Este aceptó, y tomando su trasero lo empezó a manosear. Como no encontró rechazo, nuevamente volteó hacia mí, y continuó. Si..gueeeeee …SMITTTTT. le dijo DIANA . No te detengas. mmmmm . La descomunal erección que tenía era impresionante. Casi se le salía la cabeza del pene por el borde del elástico del short.

Sigue SMITTTT … mmmmm que rico .Entonces mi ESPOSA lo ayudó , y levantando su culo se ofreció descaradamente . Se puso de rodilla sobre la silla, pegando su pecho hacia abajo para abrirse más. El negro, ahora sin pedirme permiso se bajo el short hasta la rodilla, dejando ver esa tranca negra como una morcilla gigante. Permiso mi señora, Pa”dentro voy. Le corrió el hilo hacia un lado y le apuntó la descomunal cabeza en la entrada de su grieta, enterrándosela hasta hacerla desaparecer de mi vista. La muy puta ni se quejó, se la trago completita . Mmmmm esto si es una verga SMITT. Gracias mi Sra. le respondió el muy presumido cabrón .

Dame duro mi negro, Quiero sentir como me abres mi cuca. Quiero sentirme llena, culeame con tu garrote. Podía ver, a medida que aceleraba mi mano. Como se le abría su grieta. Se la sacaba completamente y se lo mandaba a guardar de un solo golpe hasta las bolas. DIANA se contorneaba sobre esa vara de carne como una soberana putona de lujo. Dame por el culo mi negrito ¡! Reviéntame, párteme en dos, te quiero adentro ahora. Solo, métemelo yaaaaa. Esto si es una verdadera verga, como la de mi maridito. Venga, métemela, entiérramela por el culo. Aggggg , siii , me entra . Dale, dale, está entrando. Ya entró la cabeza Métemela toda de un solo coñazo.

Un escalofrió recorrió mi cuerpo cuando ví enterrada por ese tolete a mi pobre y deliciosa ESPOSA .Pero eso me gustaba, había cumplido mi fantasía de ver cogida a mi DIANA. El siguió dándole por detrás frenéticamente. Parecía, un tren sin freno. DIANA gritaba y gritaba, pidiéndole que no parara con su mano metida en su vagina, pajéandose mientras el le rajaba el culo con sus embestidas.

No pude aguantar mas, ví cuando le sacó ese garrote, y le dejó ese hueco inmenso abierto. Mi ESPOSA al sentir que SMITT se venía, se volteó a recibir lo inevitable. Le agarró el mango con sus delicadas manitas, y se lo llevó a su boquita coquetamente pintada para ese negrote. El cuadro era morboso, DIANA sutil y blanca, semirubia . Mamándole la verga a ese negrazo, abriendo su boca al máximo para aceptar ese animal dentro de ella. El no le avisó y en medio de unos notorios espasmos se empezó a descargar dentro de la garganta de DIANA ahogándola al principio.

Tragó lo más que pudo y el resto se lo regaló a sus firmes tetitas. Esparciéndose el semen en forma de bronceador sobre ellas. Yo casi simultáneamente solté toda mi calentura acumulada por años. Por fin se había cumplido mi fantasía, y espero que no sea la última. la próxima vez quiero estar ayudandoles y`presente para oler el semen esparcido en la vagina de mi rica ESPOSA y lamerla hasta dejarla limpia .

Deja un comentario

esposasymaridos

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar