Eyaculación precoz y otras leyendas…

eyaculacion precoz

Cuantas veces hemos oído a un conocido, o en el peor de los casos las hemos dicho nosotros mismos, frases como “no me da tiempo a disfrutar”, “se que la dejo a medias”, o “ya no tengo ganas de hacerlo porque siempre me pasa lo mismo”. Una incertidumbre que viene provocada por la eyaculación precoz, una disfunción sexual que padecen al menos el 30% de los hombres y que se presenta tanto en jóvenes como en adultos, y que puede llegar a provocar problemas psicológicos porque se suele ocultar y acaba por convertirse en un secreto de lo más íntimo.

En la eyaculación precoz destacan tres aspectos significativos: el tiempo, el control y el impacto que produce. La eyaculación llega de una forma prematura, no se controla, y produce un gran impacto en las relaciones de pareja. Es una eyaculación corta y descontrolada que en ocasiones puede llegar a producirse incluso antes de la penetración, lo que hace imposible que se produzca un encuentro sexual completo.

El problema es que no hay un tiempo concreto para determinar que una eyaculación es “normal”. Pero si se convierte en un problema que acaba causando un estrés importante a la persona de manera que dificulta el establecimiento de relaciones interpersonales es uno de los motivos por lo que el hombre debería acudir al médico para tratarse.

La eyaculación precoz se ha convertido en el cuarto problema sexual para los españoles, por detrás de la disfunción eréctil, la falta de deseo sexual y la desmotivación sexual en las relaciones de pareja. Las causas por las que un hombre puede padecer eyaculación precoz no están muy claras, pero sí que se ha descubierto que es un problema neuronal en el que intervienen más aspectos que los psicológicos e incluso puede ser una enfermedad hereditaria. También puede padecerse por la ingesta de determinados medicamentos, calmantes, antidepresivos o estimulantes

eyaculacion precoz - retardantes

En la actualidad, hay fármacos que ayudan a calmar la ansiedad, o para retrasar unos minutos la erección e incluso en ocasiones, cuando la relación de pareja se afianza, la actividad sexual se hace más rutinaria y se reduce el estrés por “impresionar” a tu compañera puede ayudar a que la persona mejore sus problemas de eyaculación precoz, aunque el que lo padece lo padecerá para toda la vida.

Lo primero que hay que hacer para tratar el tema es desmitificarlo. Nadie tiene la culpa de que la eyaculación precoz esté presente en una persona y el problema psicológico llega cuando el hombre no quiere fallar a su pareja, ya que el tiempo que pasa antes de eyacular es secundario entre los varones.

Hay que cambiar nuestra propia visión del sexo. No porque una relación sexual sea más larga será más placentera y no por ello uno asegura el orgasmo femenino. Hay que tener en cuenta que el placer sexual no sólo se consigue a través de la penetración. Los preliminares, el sexo oral o las caricias juegan un papel muy importante. Nuestra mejor arma es el cuerpo en general y la mente en particular.

Además es importantísimo que se consulte a un especialista sin ningún tipo de tapujos, ya que ir a la consulta del médico es el primer paso para superar uno de los problemas que más estrés causan entre los hombres.

 


Destacado en Esposas y Maridos:


Deja un comentario

esposasymaridos

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar