Relato c√°mara oculta a mi esposa con el vecino de al lado

Este es otro de mis relatos er√≥ticos para esposasymaridos, este digamos que es la continuaci√≥n del relato de la aventura sexual de mi esposa con otro hombre…

Poco a poco mi obsesi√≥n y perversi√≥n fue creciendo, despu√©s de escuchar que no era la primera vez que le pon√≠a con el coronel, decid√≠ checarla en todo momento, as√≠ que puse c√°maras en los puntos principales de mi casa, en la entrada, en la sala, en mi ba√Īo y en mi recamara, algo me dec√≠a que ah√≠ tenia encuentros con sus detalles.

Y dicho y hecho pasaron unas semanas y revisando las grabaciones cierto día vi que se estaba arreglando, pensé que saldría pero no fue así, unos minutos después llego Klebber, ese era su apodo, el es el vecino, un tipo alto negro como africano y que tenia entendido había salido con ella antes de que fuera mi novia.

Observé como él llevaba cerveza y comenzaron a beber, eran alrededor de las 11:00 am, pasó un rato y ella se le encimó y comenzó a besarlo, para no hacerlo mas grande, la muy cabrona fue por la colchoneta que tenemos la acomodó en el piso de la sala y comenzó a desnudarse, y él también.

relato camara oculta esposaLe puso el cond√≥n con la boca, bueno al menos esta vez lo us√≥, despu√©s de darle placer un rato el baj√≥ a hacer lo mismo. Se la chupaba como todo un perro, la cara de ella mostraba una satisfacci√≥n…, despu√©s de un rato de estar mam√°ndose mutuamente ella se puso de perrito y el comenz√≥ a penetrarla

Empez√≥ a darle fuerte y despacio, le jalaba el cabello y le daba de nalgadas, ella gozaba eso, despues cambiaron. Ella se puso abajo y √©l en una posici√≥n extra√Īa, se sent√≥ en ella y se la meti√≥.

Esa pose nunca la hab√≠a visto pero al parecer estaba buena ya que ella gozaba de lo lindo. √Čl se acost√≥ en el piso y ella comenz√≥ a hacer su rico movimiento de cadera, al mismo tiempo se met√≠a los dedos en su vagina, lo que me dejaba ver que no estaba tan caliente y es que los otros weyes la destrozaron y el Klebber parecia novato, vaya que tener tremenda vieja y no hacer nada si que es tonto.

Se recargó sobre el sillón y él la penetró de espaldas, después de unos minutos él se vino, ella parecía seguir caliente, así que tomó las manos de él y permitió que la dedeara. Después de un rato ella probablemente se cansó y decidió que era todo, le dio su ropa y lo sacó de la casa.

Pero eso no termin√≥ ah√≠, ya que sac√≥ un vibrador y comenz√≥ a autocomplacerse, solo vi que un chorro sali√≥ de ella y moj√≥ todo…

Jaja, la dejaron con ganas, se lo merecía, pero eso generó que buscara a algo o alguien y en mi siguiente relato erótico les contaró lo que hizo.

Les mando una foto que tom√© de la camara… saludos y hasta la pr√≥xima.

 

En vivo ahora

Deja un comentario

esposasymaridos