Publicidad

Relato porno de incesto de mi esposa con su primo

Bueno ya les he contado algunas cosas que Lety a hecho, pero lo siguiente como que si superaba algunas de los relatos eróticos anteriores.

Su familia es originaria de Celaya, Guanajuato, la verdad son bien parecidos, sus primas están muy buenotas e incluso tiene sobrinas mayores que están muy ricas. En fin ellos tienen una mentalidad muy loca, ya que han tenido relaciones entre ellos y para ellos es muy natural.

Marcos es su primo, el wey tiene unos 35 años y supe que cuando eran adolescentes se besaban y toqueteaban, pero bueno en México existe el dicho “a la prima se le arrima” y creo que en algunos casos así es.

Esa noche nos invitó a mi esposa y unos primos de ella a tomar. Estabamos tomando y cantando, una buena peda teniamos.

Me perdí un poco y cuando reaccioné ya todos estaban dormidos en la sala, bueno menos Marcos y Lety. Así que decidí buscarlos, subí a su cuarto y vaya sorpresa… Lety le estaba haciendo sexo oral a su primo

Incesto de mi esposa con su primo

incesto de mi esposa con su primoAmbos estaban desnudos, y ella estaba comiendo carne, podía ver los gestos del primo. Lety le estaba dando unos guapos de primera, obviamente ella estaba muy ebria por eso creo que fue más fácil para él.

Él la acostó en su cama y fue directo a su pepa, comenzó a mamarle como perro. Lety gemía y se movía como lombriz, obvio le estaba gustando la chupada, seguia mamándosela y apretándole las tetas mientras ella gemía de placer..

La abrió de piernas y comenzó a penetrarla, en su cara vi como lo hacia con desesperación, la tenía con las piernas bien abiertas.

Lety solo gemía, después le hizo un patitas al hombro, el primo era mas alto que ella, así que hasta la cargaba. Eso le gustó a Lety ya que se comenzó a menear más rápido…

– Prima que rico te mueves…
– Que rico lo haces primo…

Ella lo acostó, se puso de espaldas a él y comenzó un misionero invertido, ella movía su cadera rápido mientras brincaba despacio. Marcos gritaba de placer mientras ella lo hacía mas rápido.

– AHHH PRIMAA QUE RICOOO!

Lety movía su cuerpo tan rico que incluso hizo que yo me exitara. Mientras el primo le apretaba las nalgas mientras ella se movía.

Marcos se puso de pie y la puso de perrito, comenzó a metérsela mientras Lety abría la boca y cerraba los ojos. Él le daba de nalgadas y le jalaba el cabello…

– Que ricas nalgas tienes Lety… siempre quise cogerte!
– Pues valio la pena la espera!
– Siii que ricooo!

Estuvo dándosela unos minutos más hasta que ya no pudo mas.

– AHHH ME VENGOO¡ ME VENGOO!
– AHHH SI, TE SIENTO VENTE EN MI!
– TOMA TU LECHEE!
– SII DAME LECHEE!
– AHHHHHH!

El primo se vino dentro de ella, sus gestos de satisfacción comprobaban una buena cogida y sus gritos se escucharon en toda la casa pero nadie de los demás se despertó.

Ambos terminaron acostados en su cama, yo bajé y tomé unas cervezas, hasta que Dianita se despertó, así que decidí vengarme en ese momento, la encerré en el baño y comenzamos a coger.

Al otro día nos despedimos como si nada y prometimos regresar el año siguiente y pues así ha sido. Mas adelante les contaré algunas experiencias de esas visitas, pero mientras espero les haya gustado este relato de incesto de mi esposa con su primo.


Imagen de caracter ilustrativo para el relato de incesto de mi esposa con su primo.

 

Deja un comentario

esposasymaridos