Publicidad

Historia caliente de mi esposa con su ex novio y como lo vi todo

Volviendo a los relatos de mi esposa les voy a contar cuando se la comió su ex novio.

Nos invitaron a una reunion de ex alumnos, bueno mas bien fue a mi esposa ya que eran sus compañeros de prepa. La reunion sería en una casa rentada para fiestas.

Llegamos a la reunión, mi esposa iba como siempre vestida muy sexi, con un vestido pegado y me di cuenta que no llevaba ropa interior, pero no le dije nada ya que me gustaba como se veia y como la veian.

Nos encontramos muchos de sus ex compañeros hasta que lo encontramos a él. Javier, su ex novio, un tipo moreno de unos 1.85 cm y bien parecido, ella inmediatamente lo miró con cara de quiero contigo. Ambos se miraban y se coqueteaban mutuamente.

Pasó un rato, estábamos bailando y tomando, ella últimamente se emborracha muy rápido asi que la dejé en su desmadre mientras yo coqueteaba con una morena que me gustó.

Unos minutos después los vi bailando, ya sin ningún tabú se arrimaban todo, yo hacía como si no la veía. Ellos seguían en sus arrimones hasta que ella se acercó a mi.

– Amor voy arriba para una foto grupal..
– Si mi vida, está bien!
– Me voy con Javier, el sabe dónde es..
– OK

No era wey, sabía que iba a pasar algo interesante así que unos minutos después los seguí…

Subió a los cuartos de la casa y después de tanto buscar los encontré. Estaban en un cuarto que estaba al fondo, al entrar él estaba en la cama ya desnudo y ella arrodillada dándole tremendas mamadas.

Puta, el wey la tenia como de unos 22 cm y negra negra. Ella la chupaba y masturbaba, le lamia las entrepiernas y los testiculos e incluso creo que le chupaba el ano tambien. Total estaba bien clavada haciendo gozar a su ex novio.

– Nunca olvidé lo rico que la mamabas…
– Sii, yo extrañaba tu verga!

Ella siguió comiendo ese pedazo de carne por unos 15 minutos más. La verdad ya estaba yo excitado el ver como se la chupaba, me gustaba. Se atragantaba y metía lo mas que podía la verga de su ex novio Javier en su boca.

Él la acostó en la orilla de la cama, le levantó las piernas y comenzó a penetrarla. La penetraba con una suavidad y al mismo tiempo con violencia.

mi infiel esposa con su ex novioElla ayudaba moviendo su cuerpo, luego se la empezó a meter de patitas al hombro. Ella rebotaba al chocar con su cuerpo, él le besaba las piernas y los pies, se besaban tan rico que me dio envidia.

Cambiaron de posición, ahora él fue el que se acostó sobre la cama y ella comenzó a darse de sentones. Lo hacía de una manera rápida y violenta que él gemía de placer.

– Que ricoo, como te tragas mi verga nena.
– Que verga tan rica papii, quiero tu lecheee!

Ella seguía moviendo su cadera mientras él le mamaba las tetas y le apretaba la cintura para dejarle caer hasta adentro su verga. Sus movimientos eran más rápidos, los gritos de Lety opacados por el ruido de la fiesta, elevaban mi temperatura.

– AAAHHH AHAH PAPIII SIGUEE
– TÓMALA PUTA, TÓMALAAA!

Entonces un grito de ambos anunció que se habían venido e incluso vi como chorreaban líquidos de Lety. Ambos gritaban de placer mientras se movían de rápido a lentamente.

Ella se bajó de él y comenzó a chuparle nuevamente la verga…

– Papii la quiero por atrás!

Le dijo mientras le mamaba la verga. Él comenzo a estimularle el ano con sus dedos, ambos estaban preparandose para un anal. Unos minutos después ya listos para el anal, ella se puso de perrito, él puso saliba alrededor de su ano y comenzó a penetrarla.

– AAAHHHH PAPIIII
– QUE APRETADA ESTÁS MAMIIII, TOMA MI VERGA…

Su ex novio se la metió lentamente, y con sus manos en la cintura comenzó a moverse lentamente. Ella gritaba de placer, mientras él aumentaba la intensidad de sus penetraciones.

Yo estaba tan extasiado que admito empecé a masturbarme. Ver como ella meneaba sus nalgas y su ex novio le daba ya a a una velocidad rápida, los movimientos de ambos fueron aumentando y él pasó de tomarla de la cintura a jalarle el cabello y darle de nalgadas…

– Tómala toda perra, que rico culo, como se traga mi vergaaa!
– No me la saques, me duele pero no me la saques aaahhh!

Sus bruscos movimientos hicieron que Javier se viniera dentro de su culo.

Ella gemía y gritaba mientras él parecía que se iba caer. Estaban pegados parecían perros, ambos terminaron en la cama casi desvanecidos, asi que yo decidí irme.

Busqué a la morena que estaba coqueteando conmigo y la llevé al estacionamiento para cogérmela mientras pensaba en el palo que acababa de tener mi esposa.

Pues de ahi ya solo estuvimos un rato mas y nos fuimos. Desde entonces ella se escribe con él y yo estoy esperando para irla a espiar.


Imagen de caracter ilustrativo para el relato de mi esposa con su ex novio

 

Deja un comentario

esposasymaridos