Publicidad

Relato de sexo con la compañera de trabajo cuando era jovencito

En esta ocasión les contaré una historia xxx de una vez que me eché a una compañera de trabajo.

Por ese entonces acababa de entrar a una imprenta como ayudante, eran mis inicios ya que ahora soy jefe de diseño gráfico. Pero bueno en ese entonces tenía 19 o 20 años, ella se llama Karina, en ese entonces ella tenía 28 años, era una chaparrita antojable y la verdad muy facilita.

Comencé a llevarme pesado con ella, le daba de nalgadas, me la sentaba en mi verga y de vez en cuando un arrimón con besotes. Yo sabía que dos o tres compañeros ya se la habían comido.

Tenía buena pierna en ese entonces, y era bien cachonda. Ese día nos quedamos solos ella y yo en la parte de arriba, ese día yo estaba bien caliente.

Comenzamos a juguetear, la abrazaba y le daba de besos en el cuello y ella hacía lo mismo conmigo. Bajé mis manos a sus nalgas y comencé a darme las 3. Entonces comenzamos a besarnos con mas intensidad, entonces yo ya no aguanté mas, ya quería partirla, así que la llevé al lugar donde hacían las placas, ya que ahí estaba oscuro…

– Que me vas hacer?…
– Tú solo déjate llevar chiquitaa!

Le abrí su blusa y comencé a besarle el pecho y sus tetas, mientras seguía acariciando sus nalgas. Ella me quitó mi playera, estábamos en tremendo faje, la temperatura se elevó y entonces pasamos al acto.

– Aquii?
– Que tienes algún problema…
– Pero si nos ven o nos escuchan…
– Pues hay que aprovechar que ahorita no hay nadie… vente pa ca…

Yo me puse detrás de un estante y ella se hincó, me bajé el pantalón y el boxer y ella comenzó a mamarmela. La chupaba rico, me la lamía como paleta y luego trataba de meterse toda mi pinga a su boca. No es por presumir pero me mide 19 cm y ella era de boca chiquita, aun asi mamaba como diosa.

Yo gemía en silencio para no ser escuchado.

– Asiii, que rico la chupas!
– Te gusta papiii?

Me puso la verga bien parada, asi que ya sin mas retardos le quité el pantalón y su tanguita, me senté en una silla y se la empecé a meter.

Ella movía su cadera muy rico, se movía despacio y rápido. Sentía como mi verga chocaba con una pared dentro de ella, mi compañera de trabajo gemía y hacía gestos excitantes que me aceleraban.

– AAHHHHH, QUE RICO ME COGES AAHHH

– TE MUEVES RICO NENA

relato sexo con la compañera de trabajoNo quería venirme así que cambiamos de posición. La puse de espaldas agarrandose de asiento de la silla para darle en esa posición.

Se la empecé a meter despacio y luego comencé a darle con todo. Ella en voz baja decía palabras que me exitaban mas

– Asii, asii nene que rico me coges, metemelaaa, metemela, no me importa que nos veaaaan, ahhhh aahhh…

Puse un cartón que estaba cerca en el suelo, además nuestras ropas, la acosté y le empecé a dar de patitas al hombro.

Dios! la vieja estaba toda mojada, sentía como fluía líquido. Yo seguía metiéndole la verga mientras ella mas gemía

– AAAHHHH QUE RICOO! ASII, ASIII!

Cambiamos ahora. Yo me acosté y me la subí, ella meneaba su cadera mientras yo le apretaba y mordía las tetas. Ambos estábamos extasiados en ese entonces.

Ya no aguanté mas y me vine, como se la saqué para venirme ella puso su cara y comenzó a recibir mis mecos. Se los comía y saboreaba mi verga mientras yo estaba en un orgasmo total.

Terminamos y comenzamos a arreglar el lugar donde lo hicimos, hasta perfume echamos ya que si olía a nuestros fluidos…

– Que rico lo haces Luisito, tan chavalito y bien cogelón!
– Tu eres muy buena, la verdad quiero otro round contigooo…
– Pues yo creo que si se puede…

Ella era novia de un compañero y teníamos que disimular como si no hubiera pasado nada, pero ella fue una de mis primeras perras.

Espero les guste este relato con mi compañera de trabajo, luego les contaré la otra parte y además les seguiré contando de las sexo aventuras de mi esposa… En mi perfil puede ir viendo todos mis relatos.


Imagen de caracter ilustrativo para el relato de sexo con la compañera de trabajo.

 



Deja un comentario

esposasymaridos

videos porno en español fakings