Relato extraño de un sueño erótico conmigo misma

Esto que les voy a contar es un sueño erótico que tuve hace poco, fue algo extraño, pero extremadamente placentero. ¿Me pueden decir que opinan?

El sueño erótico que tuve comienza así

Me encontraba en mi habitación algo aburrida, perdiendo tiempo mirando el techo mientras mi mente divagaba en un montón de preguntas existenciales. Mi celular sonó y al contestar escuché la voz de una chica que me decía de forma muy sensual:

  • Voy para allá…

Y colgó. Yo supuse que se habían equivocado y no le tomé importancia, unos minutos después el timbre de mi casa sonó. Me levanté y me asomé por la ventana para ver si no era algún cobrador o alguien a quien no quisiera recibir. Vi a una mujer de espaldas y no la reconocí así que decidí abrir la puerta para ver quién era y quedé atónita ante lo que vi.

Estaba una mujer exactamente idéntica a mí parada frente a mí, me quedé perpleja y no dije nada. Ella sonrió y sin invitación pasó a mi casa, cerró la puerta y  comenzó a besarme desmesuradamente. Aún sin saber que estaba pasando respondí al beso, al separarse de mí me pregunta.

  • ¿Qué pasa?

No pude mencionar palabra y no podía dejar de observarla, bueno, de observarme. Vestía un vestido muy sensual que le llegaba debajo de las pompis, era color rojo y traía unas zapatillas negras de tacón delgado, llevaba su cabello suelto y lacio, su maquillaje era discreto a excepción de sus labios que brillaban en un tono rojo fuerte.

Disfrutando conmigo misma en un sueño muy placentero

sueño erótico conmigo misma

Me llevó hacia la cama y me sentó, se colocó sobre mí y comenzó a danzar lentamente, comenzaba a excitarme con la sensual yo frente a mí. Me tiró a la cama y nos fundimos en un apasionado beso, me desgarró la ropa, me besó todo el cuerpo y se colocó entre mis piernas, succionando, lamiendo y haciéndome el mejor sexo oral de mi vida.

Luego me penetró con sus dedos largos hasta el fondo una y otra vez. Yo estaba por llegar a mi tercer orgasmo cuando paró, me levantó y me pegó a la pared. Con un arnés puesto me empaló varias veces, luego lo sacó y me penetró por el ano, no dolía, me gustaba.

sueño erótico conmigo mismaNo sé como pero de repente estaba ella penetrándome por el ano, por la vagina y haciéndome sexo oral al mismo tiempo. Yo sentía en todos lados, era demasiado el placer y sentía que desvanecía, cuando tuve un orgasmo mortal que ya no supe ni de donde era, ¡desperté!.

Desperté con mis piernas perladas de mis fluidos, con mi vagina lubricada y abierta, con el clítoris hinchado  y sensible y con la sensación más rica de haber tenido simultáneos orgasmos. ¿Habéis tenido un sueño erótico así?

Imágenes únicamente de caracter ilustrativo para este relato.

 


Destacado en Esposas y Maridos:


Deja un comentario

esposasymaridos

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar