Currently set to Index
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Cuidar la higiene intima para las relaciones sexuales

Cuidar la higiene intima

Una de las cosas que más nos preocupan tanto a los hombres como a las mujeres a la hora de dar el primer paso en una relación sexual es cuidar la higiene intima. Es de lo más desagradable e incluso puede ahuyentar la pasión, encontrarse con alguna sorpresa desagradable cuando estamos en pleno juego sexual.

foto cunilingusSi bien es cierto que muchas veces, los aspectos de la higiene están ligados a la cultura (en algunos lugares del mundo es deseable que tu pareja no cuide la higiene de sus zonas más íntimas), también lo es que un cuerpo limpio siempre es mucho más deseable que uno al que le «canta el alerón».

No todas las personas conceden la misma importancia a la higiene. Para algunos, una relación sexual es inviable sin una higiene adecuada, mientras que para otros puede ser un aspecto secundario, pero nunca baladí.

Cuidar la higiene intima y de otras zonas…

Y es que no sólo debemos preocuparnos por la higiene de nuestras zonas más íntimas, la boca por ejemplo es una zona muy importante, ya que será el punto de partida de toda relación, así que una cuidada higiene buco dental, y prestar atención a la halitosis son dos temas importantes para empezar bien una noche de pasión.

De la misma manera, hay que tener en cuenta el olor corporal. Y no me refiero por ejemplo al tema del sudor, que en muchas ocasiones está plenamente unido al sexo y que a muchas personas puede llegar a excitarles, sino de los olores que se desprenden después de que el sudor o la suciedad hayan hecho mella en el cuerpo. La fermentación de todas estos elementos puede hacer que desprendas un olor más que desagradable. También hay zonas como los pies, que hay que cuidar si no queremos que un amante de lo más apasionado salga huyendo de tu cama sin dar ni siquiera explicaciones.

Cuidar la higiene intima

Lo cierto es que todo esto se arregla de manera fácil y sencilla. Una buena ducha solucionará todos estos males. Lo que sí que tenemos que tener en cuenta es la higiene de nuestras partes más íntimas, a las que en ocasiones no prestamos toda la atención que se merecen y cuyo olor fuerte puede ser un síntoma de infecciones.

Higiene íntima de los hombres

Cuidar la higiene intimaEn el caso de los hombres, el pene debe limpiarse diariamente. Si no está circuncidado, se debe prestar mucha atención al glande, el lugar donde más secreciones se acumulan. Además, de esta manera se está al tanto de cualquier secreción extraña, y podremos consultar con nuestro médico en el caso de que veamos algo extraño.

Higiene íntima de las mujeres

En las mujeres es recomendable limpiarse, después de cada deposición, de la vagina al ano. De esta manera se evitará que los gérmenes provoquen cualquier tipo de infección genital. Además, ellas deben prestar atención a cuidar la higiene íntima diaria, y deben evitar enjabonarse los labios vaginales para evitar que los tejidos de la vulva se irriten. También las mujeres deben darse duchas regulares durante la menstruación, y se deben evitar los desodorantes vaginales salvo que te lo haya recetado el médico.

Por último, señalar que las chicas deben evitar realizarse un lavado vaginal después del coito, ya que además de no ser una medida anticonceptiva (sí, hay personas que lo creen), hay un alto riesgo de que se destruya la flora vaginal y se aumente los riesgos de infección.

 

0/5 (0 Reviews)

Deja un comentario

esposasymaridos



¿Quieres contactar con alguien?