Estás en:Inicio>>Relatos Eroticos>>Relato de mi experiencias sexuales con Monica

Relato de mi experiencias sexuales con Monica

Allá por 1997, al ir de compras por unos materiales, conocí a Mónica, una mujer exhuberante, de sonrisa y rostro; muy bonita, de cuerpo perfecto. A la cual nunca pensé que se me fuera a dar la oportunidad de gozar de sus placeres, ya que siempre estaba acompañada de su papá, un señor nacido en el barrio, de esos señores que a la fecha todavía se sentía el pachuco y galán.

Ese día, no llevaba dinero en efectivo y les pregunte que si recibían cheque, a lo que me respondieron que si, entonces me di a la tarea de escoger mi material, ya que lo necesitaba para un trabajo; ella me acompaño por toda la tienda sugiriéndome algunos de los productos y características de ellos. No sé si fue la ocasión, o fue que sentí que yo también le guste, pero a final de cuentas, en ese momento no me importaba, yo lo que quería era verla de pie, ya que traía una minifalda de mezclilla que me dejaba ver un poco sus hermosas piernas, traía unas zapatillas de tacon alto, doradas y abiertas como a mi me gustan dejando ver sus pies casi completamente, eso a mi me excita de sobremanera soy muy fetichista de los zapatos altos abiertos y de los pies bien cuidados de una mujer.

Seguimos con el trato de la compara y me preguntaba en que trabajaba yo, a lo que le respondi y al mismo tiempo le pregunte; que como se llamaba, y que la verdad estaba muy bonita y atractiva; me llamo Monica, gracias…me contesto….Le dije que si me podía dar su numero de teléfono y me respondio que no tenia, que solo el de la tienda me podía dar, y le dije; pero tu pápa siempre esta contigo, que tal si un dia de estos te quiero robar, y él esta aquí…no te preocupes por el, yo sé como contestar el teléfono y el no se dara cuenta de nada, entonces si te puedo hablar?, claro que si, cuando quieras.

Oye , me dijo; y el tuyo cual es, a lo que le di mi numero de teléfono, el de mi pequeña oficina, luego, luego voy a llamarte para ver si no me haz mentido, ok?
Esta bien le dije, y me despedi después de haber hecho la compra….

Yo estaba casado, pero con algunos problemas, en fin…

Al dia siguiente, a eso de las cuatro de la tarde, escuche el teléfono y para mi gran sorpresa era ella, había aprovechado que su papá salio a comer para poder llamarme con libertad, me pregunto que como estaba, diciéndome que yo le había gustado mucho y que tenia ganas de volver a verme, le respondi que si, pero que era casado, me dijo que no le importaba, que al fin que no era celosa…..al oir esto me anime más, ya que la suerte estaba de mi lado….De verdad no te importa preciosa?

No como crees, yo asi soy. Bueno que te parece si nos vemos hoy como alas siete, en la esquina de la calle donde esta la tienda, te parece?, si me gusta la idea….me contesto..entonces alla te veo, pero te puedo pedir algo….le dije…., dime, me contesto….puedes llevar la minifalda o un vestido corto con las zapatillas que traías ayer?, me gusto mucho y quisiera revivir el momento de estar contemplando tus preciosas piernas, me lo concederías?, ..claro que si, no te preocupes…

Nos vimos en el lugar indicado y yo no dejaba de mirar su rostro, su hermoso culo y sus lindas piernas. Llevaba las zapatillas que le pedi, y a veces dejaba ver un poco de su entrepierna, llevaba una tanga blanca, de eso me pude dar cuenta, ya que se agacho y le pude notar los hilitos de la tanga sobre la minifalda.

Estas buenísima, le dije..se sonrojo pero le gusto….gracias guapo.

Nos estuvimos viendo varios días después sin que pasar nada, hasta que un dia le dije o mas bien le escribi en un papel, que si quería ser mi novia (ya que siempre estaba su papá) , en un momento lo leyó y me dijo que asi no, que esto tenia que ser asolas y personal, entonces le dije que cuando y me dijo hoy por la noche sale?
Le dije esta bien, ahí nos vemos….

Nos vimos por la noche y me dijo que teníamos dos hora, porque le había dicho a su papá que iba a ver a una amiga, ok. Le dije; vamos a conocer mi oficina, la lleve y le gusto el pequeño lugar, esta vez llevaba un vestido hogado que no dejaba apreciar su cuerpo en nada, diferente a la que yo había visto antes, pero en fin…

Le ofreci un refresco y me empezó a preguntar de mi trabajo y le respondi con otra pregunta; vas a ser mi novia? Me contesto que si, que yo le gustaba mucho y que incluso me había soñado. La tome por la cintura y empece a besarla como hacia mucho no lo hacia con ninguna, ella respondio a la caricia y empezó a frotar su cuerpo con el mio, a mi ya se me había parado la verga y yo creo que a ella su panocha, después del beso y las caricias un tanto apasionadas le mostre la oficina …..ésta daba a una gran ventana y a la calle….se me vino una idea a la cabeza y la realice….tenia instaladas unas lámpara que al jalar un hilo se hacían mas tenues en la iluminación….jale dos veces el famoso hilito y quedamos casi en penumbras…claro que lo hice intencionalmente para ver como reaccionaba….Resulto…

Me acerque a ella dndole otro beso, ahora metiendo mi lengua hasta el fondo y ella respondio, le acaricie ese hermoso culo por encima del vestido, con la otra mano sus chiches y ella empezó a acariciarme la verga por encima del pantalón de mezclilla que llevaba, asi estuvimos unos momentos hasta que ella solita y sin pedírselo me bajo el cierre del pantalón para sacar mi verga de su encierro, empezó a mamarmela sin que yo opusiera resistencia, mi verga en ese momento ya estaba escurriendo y ella se lo tragaba todo hastaque me vine, llenándole la boca de mis mocos que ella se trago en su totalidad……ahora me tocaba a mi, hacerle los honores a su verija….le levante el vestido, me hinque de frente a ella y vi que realmente no me había equivocado, su panocha también estaba escurriendo, se la mamé hasta que se vino varias veces, con gritos acalldos, con gemidos me hizo dar cuenta que hacia tiempo no se venia tan rico, yo me trague con delicia sus jugos emandos de esa panocha peluda….como a mi me gusta….sin decir mas la lleve hasta mi escritorio, e hice a un lado las cosas que ahí estaban, la recosté ylevolvi a mamar la verija..ella me dijo que ya no, que ella ya quería verga, que ya me quería adentro, que le metiera la verga ya!…metemela ya papito, por favor que ya no aguanto, cógeme por favor, me estoy quemando….

Ni tardo ni perezozo, se la deje ir completa, la estuve cogiendo por unos minutos, bobeándola, viendo su hermoso rostro lleno de lujuria, pidiendo mas…Andale puta, muévete, mueve esas nalgas, esa verija pinche zorra, eres una perra en celo, muévete más….ella me decía que ya estaba quedando seca por dentro de tanta venida, yo me aguante de no venirme en su panocha, por que todavía me faltaba algo, y sin preguntarle se la saque, me dijo no por favor no quiero que me la saques, no, no…pero se la saque y dirigi mi verga a su culo, ella me dijo por ahí no por favor, por ahí no, pero yo insisti y le dije; afloja tantito tu culo, te va a gustar, no insisti mas y se lo fui metiendo poco a poco hasta que se lo targo todo, entonces la muy puta se empezó a acariciar la panocha y yo empece a bombearla de nuevo con un mete y saca interminable, e interminable el gusto por estar dentro de su chiquito y ella gozando como una puta, viniéndose en dos o tres ocaciones mas ,acariciándose los pechos me pidió que ya me viniera ya que ella estaba por venirse nuevamente, que quería recibir mis mocos en su culo, que hacia mucho que nadie se la cogia de esa manera, vente ya cabrón, vente ya por favor, lléname la verija de mocos, te prometo que la próxima ocasión te voy a dejar que te vengas en mi boca y me los voy a regar todos igual que hoy…

De lo caliente que estaba, y por estar cogiendo a esa puta como una perra, me vine por segunda vez, pero ahora en su hermoso culo, chorreando mis mocos y embarrándoselos en la verija; termino limpiándome la verga con su lengua y al final solo me dio un beso…

Nos vestimos, y la lleve a su casa en el auto…

Destacado en Esposas y Maridos:

2013-07-26T12:14:29+00:00

Un comentario

  1. martin

    que buen relato, me calentó al 100

Deje su comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar