Publicidad

Relato erótico de una aventura sexual con mi tía culona

Tengo una tía a la que llamaremos Paola, es tía por parte de mi papá, es la mas joven entre 5 hermanos. Desde los 14 años, empecé a pensar que tenia un cuerpazo y era muy sexy, cada vez que me masturbaba, lo hacía con una de sus fotos.

Ella tiene un gran culo, muy redondo y grueso, sus senos son bastante grandes en comparación con las chicas de mi colegio. En fin, pasé 3 años masturbándome con su foto.

Un día que fui de fiesta con mis amigos, me puse un poco ebrio, la casa de mi tía quedaba un poco mas cerca de mi casa, así que le llamé para preguntarle si podía pasar ahí la noche. Ella me dijo que si, llegué a su casa, ella se estaba preparando para bañarse, vio que yo estaba un poco ebrio, y salió a comprar algo para que comiera y se me pasara un poco el efecto.

relato aventura sexual con mi tia culonaYo no paraba de mirarle su enorme trasero, tenía ganas de meter mi cabeza y lamerle el culo. Ella salió, y entré a su cuarto, saqué uno de sus calzones negros y me masturbé con el.

En fin, a partir de ese momento, cada vez que voy a su casa, me masturbo con uno de sus calzones, pero la historia erótica comienza aquí.

Hace 4 meses, fui a su casa con mi mamá para ver como estaba, el caso es que por uno u otro motivo, mi madre salió a comprar algo que hacia falta para hacer de comer. En ese mismo momento, mi tía se metió a bañar, y como siempre, me metí a su cuarto a masturbarme con su calzón, pero salió del baño pues algo se le había olvidado de su habitación…

Ella entró y me vio con su calzón en mi mano mientras me masturbaba, ella dio un grito rápido, pero no dijo nada. Yo rápidamente le intenté explicar que no era lo que parecía (a pesar de no tener ningún argumento para decir eso), después un silencio demasiado incómodo para mi y tal vez para ella, se acercó a mi, me arrebató el calzón y me lo puso en la boca…

Yo en ese momento no entendía que estaba pasando, pero eso si que me excitó, y me dijo:

– Mira Daniel, eso que estabas haciendo está muy mal, soy tu tía, y eso que acaba de pasar, fue muy extraño… pero muy excitante!

Me quedé perplejo y no sabia que hacer, ella se empezó a quitar su bata de baño y descubrió su cuerpo, sus senos eran grandes y su enorme e inmenso culo…, no soporté mas y la besé en la boca.

Ella se sentó en mi, mi verga estaba muy dura, ella la tocó con sus manos y yo le succionaba las tetas, le besé todo el cuerpo, nos estuvimos acariciando y besando por 4 minutos, y se me acercó y me susurró:

– Daniel…, está bien, pero solo la puntita!

No lo pensé dos veces y le metí la puntita de mi pene, ella gimió, pero no soportaba mas, y sin avisarle metí todo mi pene. Ella gritó y yo le tapé la boca, la levanté y la puse en 4, se la empecé a meter rápidamente…, ella gemía como una maldita cerda mientras me gritaba cosas como:

– ¡Así, métemela por favor!. ¡Mas duro!. ¡Soy tu zorra Daniel, hazme tuya papasito!

Llegó el momento, estaba a punto de correrme, no sabía si sacármela, sabía que si no lo hacía, la podría dejar embarazada, pero una parte de mí se quería correr dentro de ella. Pero la saqué y me vine en sus nalgas, paramos y llegó mi madre…

Ella se vistió rápidamente y yo hice como que entraba al baño. Después de eso, cada vez que voy a casa de mi tía Paola, en el baño me deja tocar su trasero y me la chupa, incluso con invitados en la casa.

 



Deja un comentario

esposasymaridos

videos porno en español fakings