Relato xxx masturbandome en la cam mientras todos me miraban

masturbandome en la camRecuerdo aquella época donde estaba soltera, ya había acabado mi Universidad y aun no conseguía trabajo. Quedaba toda la mañana sola y me aburría rotundamente, tenía demasiado tiempo y sin duda lo desaprovechaba.

Un día navegando por internet me brotó la publicidad porno de una página, entré curioseando y terminé suscribiéndome. Era una página que tenía cams en vivo y videos caseros de gente que decidía compartirlos, la página se volvió mi adicción y entraba todas las mañanas cuando me encontraba sola en casa, solo veía videos y leía comentarios, no interactuaba con nadie y mucho menos subía videos.

Relato porno masturbandome en la cam

Hacía un calor enorme y decidí meterme a bañar, cuando salí me quedé desnuda para secarme, tomé la computadora y entré a checar la página. Estaba ahí frente a la computadora, había bastantes usuarios en línea, estaba desnuda y la cámara parecía demasiado tentadora, no no, me decía, no puedes, como crees, si si, hazlo, pensaba mi lado travieso, dudándolo un poco, me acomodé en la cama de lado de manera que se vieran mis bubis y mi abdomen y no se visualizara mi cara, tapé mis pechos con el brazo y y con la otra le puse… Live.

Acariciaba mis pechos sin dejarlos ver completamente, me movía sexy sobre la cama, 1 usuario visualizando esto, mi corazón comenzó a latir rápido, 2, 3, 4, 5 usuarios, 10, 20 usuarios visualizando esto. Comenzaron a llegar comentarios como, “chiquita que sabrosa”, “déjame ver más”, “la tengo bien dura”, “quiero metertela toda”, “me encanta verte, que rica estás”, “muéstranos más, me encanta verte”.

Leer los comentarios me excitaba mucho, sentía como comenzaba a mojarme y mis pezones estaban duros como piedra, cuando volví a ver los usuarios ascendían a ¡100 usuarios!. 100 personas, en su mayoría hombres, estaban observándome, les parecía linda, sexy y me encantaba sentirme importante y deseada. Aunque sentía que lo que hacía no era correcto, pero no podía parar, como una especie de adicción me mantuve ahí.

Comencé a bajar la mano y la cámara para que se viera mi vagina, la cubría con mi mano y la destapaba. Luego me acosté y arqueé mi cintura, me miraba hermosa en esa posición, mis pechos de lado, la curva de mi espalda, el perfil de mi vagina…

Comencé a meter la mano entre mis piernas y los comentarios comenzaron a saturarse, 100 comentarios pendientes, 200 comentarios entrantes, comencé a tocarme mis pechos, mi vagina. Primero era una actuación luego era real, estaba excitada y me encantaba tocarme delante de 100 personas.

Leía los comentarios para excitarme e imaginarme como esos sujetos me metían su polla en mi vagina, en mi boca, en mi ano, todos al mismo tiempo mientras otros solo observaban, me metía los dedos, los sacaba, me los chupaba.

Mi rostro ya era visible y no me importaba, la excitación me había dominado, seguí tocándome hasta culminar en un orgasmo tan diferente, que nunca había experimentado, me sentía sucia y traviesa y así se sintió el orgasmo. Cuando terminé me di cuenta que tenía ¡1200 usuarios ¡, 1200 personas viéndome como me masturbaba, alabando mi cuerpo y mi manera de tocarme.

Me sentí mal después de haber hecho aquello, como si necesitara rehabilitación, me fui sin despedirme, eliminé mi cuenta y no volví a entrar… Hice una cuenta diferente y sigo tentada a aplastar ese botón que dice “Live” pero no lo he hecho, no se cuanto pueda resistirme.

Imagen ilustrativa nada mas para el relato xxx masturbandome en la cam.

 


Destacado en Esposas y Maridos:


Deja un comentario

esposasymaridos

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar