Relato de sexo en el cine con dos chicos que me calentaron

Seguro que más de uno se ha puesto travieso en el cine, ¿no?, pues yo también me puse coquetona y caliente en plena función de una película. Estás ahí, la película está aburrida pero ya pagaste el boleto y pues hay que aprovechar la sala de alguna manera, claro que sí.

Aburrida en el cine pasó algo mucho mejor

Entré a ver una película que duraba dos horas, para mi decepción la película era una porquería y comencé a aburrirme. Iba sola a la película ya que a mi novio nunca le interesó y me dejó ir sola, pero me la cobré y bien cobrada el haberme dejado desamparada en el cine.

Me gusta sentarme hasta arriba para ver mejor la película y también porque no me gusta que haya gente detrás de mi chismeando cada uno de mis movimientos. Esta vez no fue la excepción y mis boletos los elegí en la esquina de la última fila. La sala estaba algo vacía, había dos chavos de mi lado derecho, en la fila de abajo había otras cuantas personas y otras regadas sobre las demás.

Después de una hora más o menos el chico de al lado me dijo:

  • ¿Decepcionada?

Probablemente vio mi cara somnolienta y destruida de enfado. Le respondí que estaba bastante decepcionada y que de haber leído algunas críticas en internet no estaría ahí. Él de una forma atrevida y coqueta me invitó a que nos fuéramos de ahí. Me presentó a su amigo y me dijo que se dirigían a una fiesta, que si me gustaría sumarme.

Yo le dije que le agradecía la invitación pero no los conocía para irme de ahí con ellos. Los chicos estaban guapísimos y confieso que lo pensé por un momento y lo reconsideraba un poco. Se quedaron a la función y me echaban miradas y sonrisas.

Y sin querer tuve sexo en el cine…

Yo comencé a imaginarme cosas verdaderamente pervertidas con ambos hasta que sentía que iba a explotar. En eso uno de ellos sacó un poco de whiski y me ofreció. La botella era nueva así que no tuve miedo de aceptar unos cuantos tragos. Comenzamos a platicar un poco, la película estaba tan mala que nadie si quiera nos calló.

Uno de ellos me preguntó que si tenía novio o estaba casada, yo le contesté que sí y entonces se intrigó de que había ido sola a ver la película, que si fuera el estaría ahí aprovechando bien la sala. Entonces lo miré y le dije:

  • ¿Qué harías?

Relato de sexo en el cine con dos chicosNos comenzamos a reír y luego puso su mano en mi pierna. Yo no lo detuve y con la mirada lo invité a que continuara. Comenzó a subir la mano hasta llegar a mi pelvis. Luego empezó a tocarme con los dedos por sobre las bragas, estaba pensando en quitármelas cuando de un tirón me las rompió. Eso me puso más caliente aún.

Sin mucho jugueteo previo me metió un dedo y al ver que estaba bastante lubricada metió dos y comenzó a moverlos rápidamente. Un gemido brotó de mí, me reí y luego me contuve para no ser descubierta. El chico puso tanta fuerza que me vine en unos cuantos minutos después de que me penetrara.

Me levanté, me arrodillé y les saqué el pene a ambos. Mientras se la chupaba a uno, con mi mano masturbaba al otro, cambiaba entre uno y otro para mamársela. Quería chupar ambas vergas al mismo tiempo, pero sus pollas estaban tan grandes que era imposible. Después de un rato ambos se masturbaron frente a mí y me embarraron toda la cara…

Llegando a casa…

  • Hola mi amor, ¿cómo estuvo la película?
  • La verdad, estuvo bien “mamona”…

Imágen solo de caracter ilustrativo para el relato de sexo en el cine

 


Destacado en Esposas y Maridos:


Deja un comentario

esposasymaridos

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar