Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Relato porno de sexo grupal fetish con mi esposa Sandra

Hola somos pareja de Chile, me llamo Carlos y mi esposa Sandra. Somos bien liberales nos gusta siempre inventar escenarios calientes para nuestro sexo.

Me di cuenta que a Sandra le gusta sentirse dominada, vestía sexy para mí en la cama o moteles que vamos, le gusta que la ate de manos atrás que la controle, me para su cola y empiezo a chuparsela, la tengo del pelo mientras le pongo mis dedos en su boca, es ahí donde saca su lengua para jugar con mis dedos y eso me pone a full.

Después tuve la idea de comprar un dildo de ule para jugar con ella donde ella se ponía a mamarlo como si fuera otro pene más. Eso me ponía loco, una vez ella estaba con dos dildos y con lo caliente que ella estaba me dice que le gustaría que fueran de verdad.

Cuando dijo acabé como nunca, estaba muy caliente con la idea de que se la estuviera chupando a dos.

Entonces se me ocurrió cumplir con esa fantasía. Así que me contacté con dos tipos extranjeros, unos colombianos un blanco y un negro. Le daríamos duro a mi esposa. Ambos estarían con máscaras y esperarían en la cabaña del motel reservado ya.

El día llegó, Sandra es sexy tiene buenas tetas y un culo redondo, le dije iremos al motel hoy te tendré una sorpresa. Ella me dijo, te estaré esperando preparada.

Salí del trabajo para ir a buscarla y ella estaba vestida sexy con un disfraz de enfermera sexy, se veía muy caliente, hilo dental rojo, tacos de aguja. No se imaginaba lo que le esperaba cómo que no calzaba con la escena que se vería después, mas aun será mejor la sorpresa.

Nos empezamos a besar intensamente, la empiezo a tocar su trasero, ese vestido de enfermera le tapaba la mitad de la nalga. Ella me dice te afeitaste las bolas porque que me las quiero comer hoy.

Cuando me dijo eso me puse a full, la esposé las manos con los grilletes y le puse una cadena de perro en el cuello y nos fuimos al vehículo para ir al lugar ya acordado.

Cuando llegamos bajo a Sandra del vehículo la doy vuelta y le tapó los ojos, meto mis dedos en su culo y le pregunto si está caliente. Ella me dice que si, repite eso le digo, estoy caliente, estoy caliente.

Que más? le digo, yo ella me dice: haré cualquier cosa, estoy muy caliente. Saca la lengua le digo yo, y la saca hooo que tremenda lengua se la tiro de la punta y es bien larga.

Eres mi puta le digo y ella lo repite si soy tu puta, soy tu puta. Vamos adentro asegurando que ya estaba a full cuando entró ya están los dos tipos desnudos con sus máscaras.

Les hago el gesto de que guarden silencio, cuando do ven a mi esposa veo que manosean sus pijas.

En la cabaña se encuentra un cepo así que la desató de manos y la pongo ahí. Ella me dice que haces amor y yo le digo es un cepo amor quieres le digo yo y ella me dice que si.

Entonces la pongo a manosear su tramenda cola con su hilo dental rojo metido en su culo, les digo a los enmascarados que le den sus nalvazos, así lo hacen y ella piensa que soy yo.

Aún guardan silencio, uno le pone el dildo de ule en su culo, que el resto del dildo queda colgando de su culo. La empiezo a penetrar y ella me dice dame tus dedos. Así lo hago pero les digo a los otros dos que se acerquen, ahí se ponen a jugar con sus dedos, ellos ya no dan más los tiene muy calientes.

Ya entre los dos ponen sus dedos de a dos dedos en su boca ella. Saca su lengua jugando con lo dedos hasta que ella lo pide, quiero mís dildos en mi boca y le digo te tengo algo mejor

Ahí ambos se acercan y le entierran sus pijas en su boca, ella se sorprende, que mierda dice ella, yo le digo es tu sorpresa te gusta le digo yo, ella piensa un poco en eso, juego con su dildo metido en su culo y ella dice que si.

Cuando dice eso esto se pone salvaje y recién ellos se ponen hablarle más que nada a insultar, empieza a chupar puta, abre la boca grande, escucho sus arcadas y me calienta.

Los dos se pelean por la boca de ella, comete las dos juntas haaaaa siiiii mira como babea esta zorra, gritan los dos haaaaa, como le gusta apretar las pijas con los dientes.

Ahí la empiezan a tirar del pelo y escupirle la boca, le empiezan prácticamente a violar su boca. En eso yo sigo dándole por su cola y lo único que digo a decir es hooo siiiii hooo siiiii.

relato sexo grupal feticheEntonces le sacan la venda y la sacan del cepo, vamos al sofá dicen, mira esas tetas, sacan sus tetas al aire y se la empiezan a chupar los dos. Entonces uno la toma del pelo y el otro le acerca una de sus tetas para que se la chupe ella misma y haciendo lo hace…

Nunca imaginé que podría hacerlo, ya estábamos a full, ya no era mi esposa si no la puta que nos daba placer. Uno dice te trajimos una máscara también y era de cerdo y se la ponen. Ahora eres una buena cerda. Me siento en sofá ella encima mio de espaldas y la clavó en su culo, viene el otro también en culo las dos pijas, en su culo.

Tengo que decir que me gustó sentir el pene del otro tipo junto al mio en el culo de Sandra mientras el tercero frente a su boca la destrozaba moviéndonos como locos, sus tetas rebotaban en mi cara que tenía que correrlas un poco.

Así estuvimos esa noche dando duro hasta que llegó el momento de acabar. Yo fui el primero acabando en su lengua, cara y tetas, después los otros dos se la llevan al sofá de nuevo. Se sienta uno y clava por el culo mientras el otro le entierra la pija por la boca. Se mueven como locos hasta que acaban dentro de ella en su culo y boca.

Una de las noches más calientes de mi vida y la quise compartir con ustedes porque hay más aventuras sexuales después de este relato porno. Espero sus comentarios bien sucios e ideas para seguir contando las otras experiencias que son tan calientes como esta. Saludos y hasta pronto!


Imagen de caracter ilustrativo nada mas para este relato porno fetiche…

 

0/5 (0 Reviews)

Deja un comentario

esposasymaridos



¿Quieres contactar con alguien?