Currently set to Index
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Relaciones sexuales en la lactancia

relaciones-sexuales-lactanciaLa lactancia es una de las etapas claves en la crianza de los hijos. Muchas son las madres que hoy en día eligen alimentar a su bebé exclusivamente con leche materna, y lo cierto es que en esta etapa, la mujer experimenta cambios físicos y consecuencias que influyen determinantemente en las relaciones sexuales en la lactancia.

Lo normal es que el deseo sexual de la mujer disminuya durante los primeros días después del parto, aunque algunas mujeres llegan a experimentar placer cuando dan el pecho a sus hijos, unos sentimientos que pueden llegar a hacer que la madre se sienta culpable. Pero lo cierto es que esta sensación es completamente normal y puramente hormonal, ya que los niveles de oxitocina están altos y por eso cuando el bebé les estimula el pezón pueden llegar a sentir placer.

Relaciones sexuales en la lactanciaDurante el postparto, lo normal es que las mujeres experimenten una sequedad vaginal, irritación en sus zonas íntimas y posibles alteraciones. El problema llega a la hora de volver a la rutina sexual que la pareja tenía antes del parto, ya que en el postparto pueden pasar dos cosas. Que la oxitocina esté tan elevada que la mujer no tenga necesidad ni deseo de mantener relaciones sexuales, o por el contrario que su nivel sea bajo y no quieran tener relaciones. Además hay que tener en cuenta que la testosterona es un elemento importante en la lactancia y tras el parto suele disminuir mucho. Todos estos cambios que se producen en el cuerpo de la mujer suelen durar unos cuatro meses, por lo que en ese periodo de tiempo suele haber menos relaciones genitales con la pareja, algo que los hombres deben comprender ya que es una época transitoria de cambios.

Una de las soluciones más prácticas y a la vez más saludables es que hay que tener en cuenta que las relaciones sexuales no sólo se basan en la penetración. Después de dar a luz es aconsejable que se experimente con la erótica, y que se juegue de diversas maneras con la pareja, dejando a un lado la penetración y apostando por diferentes juegos sexuales. El objetivo es que las dos partes de la pareja tengan claro que se quieren y que se han elegido, y que simplemente se está pasando por una época de cambios en donde el cuerpo femenino está sufriendo desequilibrios y transformaciones.

Mucha gente teme de la influencia que puede producir en el bebé mantener relaciones sexuales delante de él. Pero la crianza de apego y la lactancia pueden constituir la base de la educación sexual del individuo. Crecer rodeado de caricias y sentir la cercanía con la madre a través de la lactancia, le proporcionará una seguridad emocional y un autoestima que le acompañará durante toda su vida.

Que el cerebro del bebé aprenda a vivir en un clima de oxitocina conseguirá que el niño tenga mayores habilidades sociales y sobre todo que busque tener relaciones estables que le ayuden a mantener los niveles de esta hormona.

En definitiva, la lactancia es una época de cambios en el cuerpo de la mujer y de variaciones en las relaciones sexuales, y no sólo por la aparición de una tercera persona en la relación, el bebé, sino también, vienen dados por el estrés y los cambios físicos derivados de la propia lactancia. Hay que saber adaptarse a la nueva situación y demostrar a la pareja que es la persona deseada que era antes del nacimiento del nuevo miembro de la pareja.

 

0/5 (0 Reviews)

Deja un comentario

esposasymaridos



¿Quieres contactar con alguien?