Relato erótico masturbándome en el trabajo una tarde aburrida

Hola, en esta ocasión voy a contarles un relato xxx masturbándome en el trabajo… todo sucedió así como cuento a continuación, espero les guste.

Entro a trabajar a eso de las 8 de la mañana hasta las 5 de la tarde, estoy sentada frente a una computadora capturando datos, a veces el trabajo se vuelve monótono y tedioso o a veces sencillamente no nos llega trabajo. La única manera de distraerte es levantarte al baño y perder el tiempo ahí un rato, de otra manera no hay forma de que podamos estar de pie perdiendo el tiempo.

Afortunadamente nos dejan oír música así que el spotify nunca falta en mi computadora. Era viernes a eso de las 3:30 de la tarde, el trabajo se había agotado y yo estaba aburridísima. Busqué una playlist que me motivara un poco y puse música variada de hip hop, electro y reggaetón. Me dejé perder en la música mientras fingía trabajar.

Una tarde aburrida terminé masturbándome en el trabajo

masturbándome en el trabajoAl poco rato mi imaginación comenzó a volar, imaginaba a mi novia junto con otra chica bailando para mí, moviéndose al ritmo y restregando sus cuerpos con el mío. Imaginaba como estábamos en una disco mientras yo estaba en medio de las dos, las dos me tocaban y luego pasaba a mi chica en medio. Deslizaba mis manos escurridizas entre la blusa de mi novia mientras la otra chava le tocaba un poco más abajo, sentía como me comenzaba a acalorar y salían pequeños gemidos de mi boca, volteaba a mi alrededor para ver si alguien me había escuchado, por fortuna todos tenían puestos sus audífonos y estaban en su propio mundo.

Seguí imaginándome en aquel antro con mi trio erótico, como nos besábamos y nos tocábamos sin importar quién nos viera.

Estaba imaginando como la otra chica penetraba a mi novia por debajo de la falda y sentí una calentura que me controlaba y me liberaba del juicio. Cuando me di cuenta estaba tocando mis senos con una mano y con la otra rosando mi pelvis, sentí inmediatamente que me sonrojé al ver que un compañero me miraba disimuladamente.

Me levanté y me dirigí al baño, le puse seguro e inmediatamente me desvestí por completo, me senté en la tasa del baño. Iba a escupir en mi mano para tener lubricación pero me di cuenta que estaba demasiado mojada y no lo necesitaba. Comencé a mover mis dedos en círculos alrededor de mi clítoris ya que estaba muy erecto para tocarlo directo.

Se escuchaba el sonido de mis fluidos vaginales al hacer movimientos y traté de hacerlo más despacio ya que las paredes del baño son demasiado delgadas. Tocaba mis pechos, mi abdomen, mi clítoris, me paré de la taza e imaginé como ahora ambas chicas me penetraban. Mi novia por la vagina y la otra chica por el ano.

masturbándome en el trabajoMe pegué a la pared recostando mi cabeza mientras me penetraba por ambos lados con mis dos manos, el placer era infinito, estaba llena de locura y de irracionalidad acerca de lo que estaba haciendo en aquel momento…, ¡masturbándome en el trabajo!. No me importaba, tenía ganas de subirme encima de mi escritorio y ahí mismo tocarme pero aún no estaba tan dominada por la excitación para llegar eso.

Continué masturbándome en el baño de mi trabajo, después de penetrarme doble parada me acosté, me tiré en el suelo, abrí mis piernas y seguí penetrándome mientas imaginaba como mi novia se ponía en mi boca para succionarle su clítoris y la otra chica me penetraba ferozmente.

Ya no podía más, estaba ardiendo y a punto de llegar al orgasmo, mientras en mi imaginación mi novia daba un fuerte grito al venirse en mi boca yo me venía en el baño, gemí, gemí, gemí y grité: – ¡Ahhhh!…

Fue un gran orgasmo, me sonreí a mí misma por estar haciendo aquello, me vestí, y me limpié, cuando me di cuenta no había jabón en el baño así que tendría que quedarme con aroma de sexo en mis dedos.

Abrí la puerta y estaba una chica esperando el baño, tenía los ojos tan abiertos como búho, yo relajada y sin pena después de aquel gran orgasmo, le sonreí, le cerré el ojo y me fui a mi lugar.

Desde entonces cuando me aburro en el trabajo me tomo un tiempo a solas con el baño.

Espero que te haya gustado este relato, si quieres te invito a leer mi otro relato erótico lésbico de chica con polla por una noche. Y comenta lo que te haya parecido este relato xxx. Saludos Yudy!


Imágenes solo de caracter ilustrativo para el relato masturbándome en el trabajo.

 

 


Destacado en Esposas y Maridos:


Deja un comentario

esposasymaridos

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar